sábado, 14 de abril de 2018

Grácil frescura y amabilidad de los taninos

Hace más de una década, en el texto “Visita a un amigo”, te comentaba la convivencia con el amigo. Pues bien, esta semana ha vuelto a invitarme y a preguntarme cómo me va. Aunque no me ha sacado a colación a Tomás Moro, también me ha tirado de la oreja con varias críticas a mi caminar (muchas Gracias). Si bien todavía recuerdo la carne de cerdo ibérico a la plancha, con una primorosa salsa a base de pebrella, hierba aromática de las montañas alicantinas, esta vez me sorprendió con una carrillada ibérica al pedro ximénez (intentaré mañana ponerte la receta), maridada con un Riscal reserva 2014 de Herederos del Marqués de Riscal

Tinto riojano elaborado fundamentalmente con la variedad de uva Tempranillo (y según dice la ficha de cata, un pelín de Graciano y de Mazuelo), coincido con Paco en el intenso color cereza y la acentuada expresión de su limpio aroma a regaliz. En el paladar se nota su grácil frescura y la amabilidad de los suavizados taninos, todo ello muy bien estructurado. A continuación te dejo un vídeo, alojado en Youtube cortesía de Marqués de Riscal, con unas instantáneas de la bodega. Este texto también se ha editado en el sitio VINOPOST, bajo el título "Herederos del Marqués de Riscal" (Fuente de la imagen: elaboración propia).