miércoles, 24 de octubre de 2007

De corazón diplomado

Si bien terminé en la Facultad la Licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales e, incluso, subí un poco más con el programa de Doctorado, la Diplomatura en Empresariales fue la que viví de manera intensa y siempre he pensado que, en determinadas áreas, los diplomados estaban mejor preparados que los economistas.

Claro, eso es relativo, porque depende de muchas cosas, desde la calidad del profesorado hasta los programas, pero la Escuela de Málaga (España), situada entonces en Martiricos, al lado del campo de fútbol de La Rosaleda, tenía una solera especial y cuando me tocó ser alumno, había un buen elenco de profesores.

Sin embargo, el reconocimiento oficial de estos estudios era muy escaso. Ahora, parece que el Congreso de los Diputados español, de una manera un tanto forzada por las circunstancias, quiere reconocer las funciones de los diplomados empresariales (leído en la pág. 41 del cinco Días de 23/10/07).

Ya era hora (foto de la Escuela de Empresariales de Málaga, insertada en la página web de dicha institución).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola. Gracias por la visita. Saludos. Manuel