domingo, 23 de abril de 2017

Típicas del campo

En relación al texto “Deseoso y atrevido”, preguntó Antonio ayer con qué maridamos el vino referenciado. Arriba te dejo una foto: migas con torreznos y chorizo. Si eres follower de este sitio, conoces mi preferencia por este plato. Por ejemplo, en “Suculentas y sueltas”, te comentaba el método de elaboración de las migas con uvas: el pan tendría dos o tres días, minuciosamente picado, ajos, pimentón, sal, chorizo y aceite de oliva. Y el toque final de las uvas. 

En “De escándalo”, te daba buena cuenta del plato que rebañé en el Puerto del León (Málaga, España), de migas con lomo, pimientos y un huevo frito. Finalmente, en “De lagunas y alcachofas” y “Espléndido ecosistema”, te orientaba sobre las migas que se pueden comer por la Comarca de Antequera (Málaga, España). Es una comida típica de zonas rurales en general, que se cocina más bien en época de frío, invierno, básicamente.

Recuerdo que, de pequeño, algún que otro día mi madre las presentaba en el desayuno (junto con otro plato, las gachas). Según me contaban mis ancestros, es una comida a la que se recurría frecuentemente en el campo, para aprovechar el pan de días anteriores que se había quedado duro. A continuación, te dejo un vídeo, alojado en Youtube cortesía de Forner De Alella, donde Toñi y Ángel cocinan unas Migas de Pastor.

sábado, 22 de abril de 2017

Deseoso y atrevido

Si eres follower de este sitio, conoces que en más de una ocasión he escrito sobre los vinos de la Bodega Doña Felisa. Por ejemplo, en “Chacina Emocional” te comentaba el Chinchilla que me regalaron en el cumpleaños de un amigo. En “La Solera”, con motivo de un homenaje a mi respetado y querido Cayetano, te trasladaba las sensaciones de unas carrilleras de ternera con montadito de patata, fundiéndose con el vino de la bodega. Más recientemente, en “Periplo serrano”, asistí a la clase magistral de José María, actual presidente del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga, acerca del proyecto empresarial “Doña Felisa”, así como los intensos prolegómenos de la vendimia. 

La entidad es una empresa familiar, enclavada en plena Serranía de Ronda, en el paraje denominado "CHINCHILLA", donde se puede disfrutar del turismo enológico, a tiro de piedra de los vestigios históricos de Acinipo, “Tierra de vino” (y de buena gente; ver "Tierra de buena gente"), donde ya en época romana, siglo I antes de Cristo, se elaboraban vinos que se exportaban a todo el imperio (si quieres ver unas instantáneas con Gema y José María en la bodega, clickea AQUÍ). Pues bien. Recientemente, José Miguel nos ha invitado (Gracias), a un Encaste Cosecha. Sabes que en esto de la enología, conforme voy profundizando, cada vez sé que sé menos, aunque disfruto más, y eso es lo que me ha pasado con el presente del amigo, violáceo en lo visual, nítido, liberal y equilibrado en lo olfativo, y deseoso y un tanto atrevido en lo gustativo. 

Antes de irme, para compartir la mañana de este sábado con el alumnado de la vigente edición del Máster Universitario en Enoturismo de la Universidad de Málaga, organizado por la Facultad de Turismo, te dejo un vídeo de la finca, alojado en Yotube, donde José María, gerente y enólogo, presenta la bodega y los distintos vinos de la marca Chinchilla, que la institución vitivinícola elabora (fuente de la imagen: elaboración propia).